jueves, 13 de enero de 2011

Carta desde el otro lado, un rincón del viejo mundo

Ya sabemos el destino es caprichoso, quiza por eso no podía ser de otra manera que servidor se bautizará en este vuestro-mi blog con una reflexión sobre un gran desastre, otro desastre, en esta ocasión provocado por nuestra pachamama (madretierra) y magnificado como siempre por la codicia, la corrupción y la insolidaridad humana. Se cumple el primer aniversario del trágico terremoto de Haiti, a perro flaco todo son pulgas; y de nuevo los medios nos bombardean con cronicas e imagenes de lo que pasó y continua pasando. Y como ya no me fio mucho de la mayoria de los medios de desinformación "oficiales" me cuelo en la web de MSF (MEDICOS SIN FRONTERAS) para que me cuenten como esta a día de hoy, un año después, la situación en el país caribeñoooo. Y leo un titular fechado el pasado lunes, "HAITI: 12 MESES DESPUÉS DEL TERREMOTO, LAS CONDICIONES DE LOS HAITIANOS SON PÉSIMAS PESE AL IMPORTANTE DESPLIEGUE HUMANITARIO". Y no olvidemos que actualmente, además y por si fuera poco, padecen una epidemia de colera que afecta a todo el país, pese al mayor despliegue humanitario en el mundo y que se ha cobrado ya más de 3.600 vidas a añadir a las del terremoto. Y  me dice MSF que " las agencias y actores internacionales deben de estar a la altura de sus compromisos"  Supongo que se referira a los paises ricos y sus gobernates que sueltan la pasta y a los que la distribuyen. Esos unos y otros a los que se les "pierde" por el camino. Mientras los editores de esos medios de los que no me fio mucho, les dan unas migajas a los fotoperiodístas por sus trabajos, pese a que se parten el dedo, el ojo, el cerebro y el alma, contando, relatando, denunciando la cruda, triste y misera realidad haitiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada